Blogia
humanista

nuestro mundo

La unidad en el ser humano

Hay un profesor al que no tengo en mucha estima. Su asignatura se ha convertido en una especie de apología de sus creencias (y puntos de vista personales) y por esa razón resulta insoportable. Ahoramismo no estoy en situación de criticar puesto que llevo sin pasarme por clase tiempo suficiente para no tener ni voz ni voto (hay que tener conocimientos para poder expresar críticas con sentido). Pero en una de esas clases a las que acudí en su día, trató el tema de la dualidad que hay en el hombre y cómo ésta hace que la vida sea una lucha constante con uno mismo. Me pareció interesante.
De esto hace ya unos meses, pero lo recuerdo porque ha caído en mis manos unos comentarios de una persona que vive esta dicotomía en el mundo real. Es decir, este tipo de conocimientos sobre el ser humano, el alma, las preguntas que nos superan en todos los sentidos pecan de estar situados a un nivel demasiado teórico. La situación a la que yo me refiero habla de sitios físicos concretos en el mundo, de personas reales (no pesonajes tipo, ni generalidades) y de problemas que hacen que gente con nombre y apellidos muera. Me refiero a los comentarios que hizo Cristovao Buarque, actual ministro de Educación, cuando le preguntaron qué pensanba sobre la internacionalización de la Amazonia. Leedlo, merece la pena de veras. Me quedo con una frase:

"Internacionalicemos a los niños, tratándolos a todos -no importando el país donde nacen- como patrimonio que merece cuidadarse en el mundo entero."

Respuesta de Cristovao Buarque

muy importante, pero... solo eso?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Túnez

¡Qué gran viaje! No es momento para hacer una lista con todos los sitios en los que he estado ni los países que he podido visitar, pero he de advertir que no son pocos. Con esto quiero decir que un gran viaje puede ser grande por la novedad, pero este lo ha sido por otras razones.
La convivencia nunca resulta fácil y en viajes en grupo hay una tendencia natural a juntarse con los que más de tu especie son. En el caso de mi clase (grupo con el que he hecho el viaje) hay una variedad sin igual de especies bien diferentes. Esto supone un grado de perfección más para todo lo que se haga en común, pues en la variedad está el gusto, pero también supone un peligro grave de incompatibilidad o aislamiento. Nada de esto ha ocurrido. Ha sido quasi-perfecto (puesto que la perfección no existe). Nisiquiera ha cabido la posibilidad de hacer pack a la hora de dormir (hasta ahora una de las más íntimas), pues las habitaciones se fueron llenando según criterios del propio Destino. Ha sido un constante agitar a grupo para que se fueran creando nuevos lazos y se reforzaran otros.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Jamaica

¡Jamaica! ¿Quién no ha oído hablar nunca de Jamaica? Es practicamente como no saber que Cuenca no existe. No, fuera de bromas, hasta el más inculto de los incultos geográficamente hablando sabe que hay un sitio en el mundo que se llama Jamaica, y cuya fama se debe a algo relacionado con el disfrute de los sentidos (en el más amplio de los mismos) y no a una guerra o a un desastre natural.
Hasta aquí bien. También es muy probable que todo el mundo sepa que la cultura rasta, tan de moda hoy en día en el mundo entero, proviene de allí. Que de esa tierra nació el reggae, igual que el más grande de sus cantantes, Bob Marley. Y que la mayoría de los habitantes tienen un físico muy peculiar de origen africano.
Esta es la culturilla general con la que todos hemos sabido situar la isla. Pero no muchos sabrán que allí nació también el conocido Agente 007, que fue colonizada por Colón y tras estar más de 160 años bajo la bandera española, llegaron los ingleses (3 años de guerra) y se la quedaron. Un ole por nuestros antepasados porque cuando explotaban algo lo hacían, por lo menos, dando la cara... Por fin, en 1962, consiguieron la independencia. Fijaos en la fecha, apenas hace 43 años, increíble pero cierto, ya entradito el siglo XX seguía estando bajo el yugo de una corona extranjera (aunque hay todavía ejemplos ya en el siglo XXI)
Así que que bien, hoy ya son libres. Que suerte. Sí, incluso empezaron a levantar cabeza (porque ningún país somete a otro por el bien del sometido, claro) gracias al comercio de la leche (desarrollado tradicionalmente). Es más, hasta 1990, Jamaica estaba en proceso de desarrollo, una economía floreciente, pero el Banco Mundial, presionando al gobierno, consiguió que éste abriera las puertas al comercio exterior, europeo.

"Pedimos a Europa: 'Por favor, pongan fin a esos subsidios. Están destruyendo a los países en desarrollo. Los productores jamaicanos se lo ruegan.'" - Fiona Black, Dairy Herd Services, Jamaica. (Artículo sobre el tema):

Los subsidios que da EE.UU a los enormes cargamentos de leche en polvo europeos, consiguen que el precio de estos sea irrisorio y que los productores de leche jamaicanos tengan que tirarla al no poder venderla. Incluso multinacionales de la categoría de Nestle han dado la espalda al mercado local que tanto hán "utilizado" anteriormente.
Los países ricos presionan a los pobres para que abran sus mercados, para después inundarlos con excedentes altamente subvencionados, causando estragos en las industrias locales. Al mismo tiempo, los países ricos protegen ferozmente sus propios mercados de las exportaciones de los países pobres. (Intermón Oxfam)

Ahora que llega la Navidad y vemos lo mejor de cada uno y nuestras intenciones, repentinamente, se convierten en unas intenciones dignas del más santo de los santos, y todos prometemos ser buenos para el resto de nuestras vidas, y hacenos una lista que juramos cumpliremos, y tenemos más paciencia, y miles de cualidades que probablemente el día dos de enero ya habrán sido relegadas a la base de nuestra jerarquía vital, aprovechemos y estemos atentos. Coged papel y boli y a por la frase más ñorda que escuchéis. Tele, radio, la tienda de la esquina, seguro que patrocinan "el producto estrella de estas fiestas" con una de esas, y llena de las "mejores intenciones". Solo por ver un ejemplo. ¡Qué bonitas son las palabras! ¡Qué lástima que se las lleve el viento!

A veces vale la pena llorar por la leche derramada... cuando perjudica el modo de subsistencia de las personas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres